Seleccionar página

Si a cualquiera de nosotros nos hubieran preguntado la pasada Nochevieja qué esperábamos de 2020, nadie habría acertado. La aparición del coronavirus amenaza con cambiar el mundo tal y como lo conocemos. Millones de personas confinadas y muchas actividades económicas muy mermadas. El mercado inmobiliario no es una excepción, pero por suerte, la tecnología se ha convertido en nuestro mejor aliado para que puedas seguir vendiendo y buscando tu casa. ¿Quieres saber cómo? Pues sigue leyendo y te lo explicamos!

Normalmente, tanto las visitas con nuestros expertos como las visitas a las viviendas se realizan de forma presencial, algo que ahora es imposible. Es hora de adaptarse a los nuevos tiempos y las valoraciones por videollamada y las visitas inmobiliarias virtuales cobran más protagonismo que nunca. Esta modalidad lleva varios años en el mercado, pero en los últimos días se ha convertido en hegemónica. Gracias a la red global, cualquier persona puede hacer una visita a la casa de sus sueños sin tener que ir en persona.

En nuestro caso, todas nuestras visitas se realizan ya de forma virtual gracias a nuestros expertos. Y como resultado, hemos conseguido que prácticamente no haya cancelaciones:

  • Contacte con nosotros por videollamada: le explicaremos todos los detalles y aspectos que necesite. Si quieres vender tu casa, tu experto inmobiliario hará una valoración virtual de tu vivienda. Si quieres comprar, quédate en casa, ¡pero no dejes de mirar tus pisos favoritos!

  • Aprovecha las ventajas de las tres dimensiones: portales como Estudibasic ofrecen un amplio abanico de posibilidades, entre ellas un renderizado fotorrealista en 3D.

MEDIDAS DEL GOBIERNO DE ESPAÑA RELACIONADAS CON EL MUNDO INMOBILIARIO

 Tras dos semanas de encierro, el Ejecutivo decidió endurecer sus medidas, decretando la suspensión de toda actividad económica no esencial, del 30 de marzo al 12 de abril. Esto supuso un golpe para el sector inmobiliario, cuyas operaciones han caído en picado. Junto a ello, se ha aprobado un intenso paquete de medidas regulatorias:

  • Ayudas al alquiler: el Estado ofrecerá una serie de microcréditos a interés cero a los inquilinos. Se podrán pagar en seis años, aunque el plazo podrá ser de hasta diez en caso de situaciones vulnerables. Podrán acceder los trabajadores con reducción de jornada, las víctimas de un ERTE o los autónomos cuya actividad se vea reducida significativamente.

  • Suspensión de los desahucios hasta seis meses después de que finalice el estado de alarma.

  • Prórroga automática de todos los contratos de alquiler que venzan durante el estado de alarma por seis meses, lo que implica la imposibilidad de subir el precio durante este periodo. Si su propietario es un fondo de inversión o un gran propietario, el inquilino puede solicitar la quita del 50% de la deuda o su reestructuración durante los tres años siguientes.

  • Prohibición de cortar los suministros básicos: ningún español podrá ser privado de su suministro de electricidad, agua y gas, independientemente de los impagos.

  • Moratoria hipotecaria: durante tres meses y prorrogable a los propietarios que sufran impagos.